ROMAN POLANSKI: Helter Skelter, la noche de los cuchillos de caza. Parte VI

Durante el juicio, Roman Polanski se mantuvo alejado de la prensa y de Norteamérica. Cuando los detectives se presentaron a la mesa del interrogatorio, juntaron finalmente todas las piezas. Era un cuento de terror especiado con los ingredientes necesarios para ponérsela dura a la prensa: jóvenes huérfanos acogidos por un Mesías del Mal, depravación, drogas, hippies, artistas, desierto, prostitución, asesinatos, una mujer embarazada gritando al fondo de una escena poblada de muertos…

Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Sabéis que no he roto la ley.
Sabéis que soy vuestro rehén.
Sabéis que soy un prisionero político.
Sois todos un puñado de mentirosos. Todos mentís.
Mentís por vuestros trabajos y vuestras posiciones.
Tratando de proteger esa cosa hipócrita que llamáis “yo”.

Charles Manson, 28 de julio de 2014

XIII: Autopsia de una captura

Escrito por Miguel Cristóbal Olmedo
Edición gráfica por Alicia Victoria Palacios Thomas

Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cineCharles Manson tenía 34 años cuando ordenó los asesinatos. Primero había sido Gary Hinman, el traficante budista, y ahora, los habitantes de la casa de Cielo Drive, entre los que se contaba una hermosa actriz embarazada. Pero el Apocalipsis (o los periódicos que lo convocan) requería otra ofrenda antes del amanecer. Esta vez Manson acompañó a los discípulos a la residencia de Leno y Rosemary LaBianca, que antes fuera la de Walt Disney. Manson conocía los alrededores, de aquellas semanas en las que era invitado a fiestas y participaba de la endogamia artística de Hollywood, más indulgente con los traficantes de drogas y mujeres disponibles que con los aspirantes de talento. Esta vez el bueno de Charlie iba a dirigir la orquesta para enseñarles a esos bastardos cómo se hacen las cosas. La cualidad de Charlie es la seducción. Si las víctimas no temen por sus vidas, si se les procura una ventana falsa por donde entrevean la esperanza, no se resistirán. Hay que seducir hasta cuando se mata, para que el muerto no te implore antes de morir, para que no haya carreras llenas de gritos como la otra noche, para que no te tiemble la mano y se resbale el cuchillo.

eltornillodeklaus-helter-skelter-la-noche-de-los-cuchillos-de-caza-Charles-Tex-Watson-Patricia-Krenwinkel-Leslie-Van-Houten

De izquierda a derecha: Charles “Tex” Watson, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten.

Charlie, Tex Watson, Linda Kasabian (de conductora), Susan Atkins, Patricia Krenwinkel, Steve Grogan y Leslie Van Houten se apelotonaban en el mismo Ford. Ni siquiera buscaron una emisora con música, bastaba ese silencio inquieto, interrumpido por la voz de Manson, desde el asiento trasero, indicando cuándo girar.

Leno Rosemary Labianca, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Leno y Rosemary LaBianca

Leno y Rosemary habían regresado del Lago Isabella, en el norte de Los Angeles. Leno dirigía una cadena de tiendas de comestibles y Rosemary era copropietaria, a unos meses de cumplir los cuarenta, de una boutique. No supieron nada sobre los asesinatos de Sharon Tate y su pandilla de amigos hasta poco antes de llegar a su casa, pasadas las dos de la mañana, en una tirada especial de Los Ángeles Times.

Charlie traía una pistola y Tex, la bayoneta. Se introdujeron por la puerta trasera (desde entonces, en los hogares de L.A, las puertas traseras tienen el cerrojo echado) y fue sencillo reducirlos. Los tranquilizó la voz de sirena de Charlie, susurrándoles que nadie iba a salir herido, que era solo un robo, y ellos se dejaron atar. Entonces entraron las mujeres de la Familia y Charlie hizo mutis abandonando a sus presas desasosegadas pero convencidas de que podrían contarle este cuento de terror a sus hijos. Se llevó a Linda, Susan y Steve para el asalto a otra casa.

linda kasabian, steve grogan, susan atkins, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

De izquierda a derecha: Linda Kasabian, Steve Grogan y Susan Atkins.

Condujeron hasta la costa y tuvieron un intermedio agradable donde la atención de Manson recayó en Linda, con las buenas nuevas de su embarazo (otro esbirro para mi rebaño, debió pensar). Los cuatro pasearon cogidos de la mano por la fina arena de California mirando el oleaje hostil robarles metros de playa, como un augurio de todo. Charlaban y reían al mismo tiempo que en la casa de los LaBianca, sus propietarios eran asesinados y mutilados con bayoneta, cuchillos y un largo tenedor para trinchar carne. Primero Leno, en el suelo del salón, con su esposa, en el dormitorio, oyéndole gritar a través de la mordaza. Después Rosemary, con los ojos cubiertos por una funda de almohada. Tex Watson o Leslie (las versiones se bifurcan en este punto) grabaron en el abdomen de Leno la palabra “Guerra” y volvieron a untarse las manos de sangre para escribir sus macabros grafities en la pared.

leno la bianca war guerra, labianca, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Fotrografía del asesinato de Leno LaBianca.

saladin nader, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Saladin Nader

Saladin Nader, actor libanés, cuya colaboración en la película The Broken Wings (Youssef Maalouf, 1964) es de las únicas cosas por las que se le recuerda, había recogido a Kasabian un tiempo atrás, cuando intentaba llegar a dedo al rancho Spahn. En su casa, previsiblemente, hicieron el amor. Charlie conocía la historia y le dijo que fuese con los otros, llamara a la puerta del actor y le cortase el cuello en cuanto abriese. Linda fingió acceder equivocando a propósito el camino y salvando una vida.

El 16 de agosto de 1969 (una semana después del asesinato de Sharon Tate y un día más tarde del festival de Woodstock) la Familia de Charles Manson fue arrestada.

spahn ranch arrest, charles manson arrest, charles manson detencion, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Arresto de Charles Manson en el Rancho Spahn.

El 17 de agosto, domingo, The Times ofrecía en su sección de noticias locales una retrospectiva de la masacre perpetrada en Hollywood, así como una pequeña referencia acerca de una redada efectuada con helicópteros y policías montados a caballo donde habían sido detenidas 26 personas acusadas de robo de autos. Un tecnicismo excusable puso en libertad a la Familia Manson y Charlie lo celebró haciendo matar a su décima víctima, Donald “Shorty” Shea (cuyos restos no fueron descubiertos hasta 1977). Donald era uno de los fulanos trabajando en el rancho Spahn antes de que la Familia se instalase. Habían escuchado a Shea ofrecerse a George Spahn, su propietario invidente, para echarles de su propiedad. Manson creía que Shea, con quien mantenía una mala relación, le había delatado a la policía. Además estaba casado con una bailarina exótica negra de Las Vegas, y aun cuando ya se hubiesen separado, la afrenta interracial persistía en su cabeza.

Donald shorty shea, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Donald Shea y una fotografía de la espalda del Sheriff Barry Jones desenterrando el cadáver de Shea en diciembre de 1977. 

La Familia no tenía nada que ver con aquella idea original de amor, no era Woodstock con sus comunas abrazadas unas con otras bajo el horizonte de un estadio de rock, los crímenes de Manson eran reflejo de una sociedad que había despertado de su ensoñación romántica y le tocaba batirse con una realidad implacable y sórdida. Los fuegos en el sudeste asiático se vislumbraban en el espejo retrovisor de los Estados Unidos. Los mismos que protestaron contra el derramamiento de sangre vietnamita, fabricaban bombas contra el gobierno. Es la paradoja, tan sabida, de combatir la guerra con violencia. Porque cuando un gobierno desoye el clamor popular, se convierte en una dictadura, y la dictadura, en esencia, implica sumisión absoluta o rebelión encarnizada. La frustración, muchas veces, se ofrece de antesala a la rabia.

woodstock, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Woodstock, 1969.

Las explosiones terroristas se produjeron en edificios comerciales y gubernamentales. Eran actos desesperado de grupúsculos del ala de la izquierda radical. En julio del mismo 1969, Sam Melville, antiguo ingeniero técnico, había empezado su campaña contra la política de las grandes empresas, volando uno de los almacenes de la United Fruit Company y, el 20 de agosto, la octava planta de la torre del banco HSBC en Nueva York. Tras ocho atentados esparcidos solamente en cuatro meses, los Weatherman Underground, un grupo que también abogaba por traer la paz a Vietnam bautizando de sangre las calles norteamericanas, recogió el testigo sumergiéndose en la clandestinidad (una explosión accidental construyendo uno de sus artefactos, causó la muerte de varios de sus miembros y dañó la estructura de la casa donde vivía Dustin Hoffman).     

joseph melville, weatherman underground, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Sam Melville y los Weatherman Underground.

El festival roquero de Woodstock, ese gran triunfo musical hippy, marcaba el final y no el auge de un movimiento contracultural que ya era presa de vicios autodestructivos y estaba siendo fagocitado por la misma sociedad. El caso del cantautor Tim Hardin, convertido en un yonqui torturado a su regreso de la guerra, puede ilustrar este punto:

Tim Hardin emociona sobre la tarima del concierto con la hermosa canción de amor y promesas If I were a carpenter, con sus venas secretamente transfiguradas en una autopista de la heroína. (La dosis mortal le aguardaba en 1980).

Entretanto, la inquietud de Manson crecía como le pasa a esos antiguos fabricantes de lluvia que no divisan sus nubes. Las noticias se negaban a señalar culpables (y aun menos gente de color) por sus dos crímenes consecutivos, y de alguna forma la policía tampoco encontraba relación entre un asesinato y otro (los casos, llevados por dos parejas de detectives diferentes, vinculaban el de Sharon Tate a un asunto de drogas, y el de LaBianca, a unas deudas de juego). Bobby Beausoleil seguía en prisión.

death valley, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

El Valle de la Muerte, California.

dennis wilson, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Dennis Wilson

La Familia viajó hasta uno de esos parajes donde la civilización se detiene, para recomenzarla a su imagen y semejanza (que es como decir que fueron hasta el culo del mundo para cambiarle los pañales). El Valle de la Muerte era el último destino de su obligado desarraigo, hostigado por fuerzas invisibles. Allí se prepararon para ese ataque inminente que no llegaba nunca, procedente de los Panteras Negras y la policía de Los Ángeles. Dormían en el rancho de la señora Barker a cambio de mantenimiento y un disco de oro que habían robado a Dennis Wilson, un miembro de los Beach Boys.

La comida escaseaba y las condiciones de vida en su exilio eran miserables. Cavaron hoyos donde almacenaron armas y comida enlatada bajo el verano del desierto. Los hombres montaban guardia por las noches y disponían de las mujeres del grupo cuando les venía en gana. Las mujeres cocinaban para ellos, cortaban madera para los hornos, cosían y devoraban las sobras que habían dejado los varones.

Dedicaban parte de su jornada a buscar un pozo con una galería subterránea que les llevaría a una gran ciudad mágica donde se mantendrían escondidos hasta el final de Helter Skelter y no envejecerían.            

 

rancho baker, baker ranch, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

 Exteriores del Racho Barker.

eltornillodeklaus-helter-skelter-la-noche-de-los-cuchillos-de-caza-Linda-Kasabian

Linda Kasabian

Fue entonces cuando el núcleo principal de la Familia dio a conocer a los demás, de forma velada o como parte de un chismorreo insustancial pero aterrador, que Charlie era el responsable de los crímenes en Cielo Drive. Las deserciones habían llegado antes. Linda Kasabian, aprovechando el encargo de Manson de visitar en la cárcel a Bobby Beausoleil para mantenerlo tranquilo y callado, huyó hacia Nuevo México, buscando asilo junto al marido del que estaba separada y dejando en manos de la Familia a su hija Tanya.

Charlie decretó la captura y ejecución de cualquier nuevo prófugo. No bromeaba. Los ojos le resplandecían como los de los coyotes cuando acechan en la oscuridad. Como la tiranía del miedo había dejado de ser suficiente, multiplicó los quehaceres en el desierto para agotar las energías del grupo y disuadirles de seguir el ejemplo de otros miembros, como Kasabian o el mismo Tex Watson, promovido a mano derecha de Manson durante los últimos tiempos. Tex había perdido la fe en el culto y se había esfumado sin decir una palabra a nadie. Charlie tomaba su frustración con las mujeres y las golpeaba hasta sentirse mejor. Era un hogar de sombras furtivas y ojerosas, acompañados de sillas desvencijadas y alimañas de desierto. Vivían en la pestilencia de su desgana y la escasez de recursos. Por eso cuando se produjo una nueva redada, no fueron pocos los que suspiraron con alivio. Hasta la prisión sonaba a unas buenas vacaciones.

baker ranch, spahn ranch, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Arrestos en el Rancho Spahn y en el Rancho Barker.

Si los impuestos fueron el talón de Aquiles de Capone, el de Manson lo fueron los coches robados.

Algunas patrullas habían avistado sus fogatas y contrastado las matrículas con algunas denuncias de vehículos evaporados en el distrito. Cuando la policía llegó por la noche, nadie opuso resistencia (los vigías dormían extenuados con el arma entre las piernas y algunas mujeres salieron de sus escondites ofreciéndose al arresto). Era una estampa extraña aquel grupo de piojosos malnutridos: unas chicas iban desnudas y orinaban en el suelo delante de los agentes, otras les sonreían con una lascivia ensayada, otras conversaban entre ellas como si todo aquel asunto fuese una travesura. El último en ser capturado fue Charlie, una noche más tarde, escondido dentro de un diminuto armario de aseo bajo el lavabo del baño. Saludó al arma que le encañonaba con un simpático hola. Tenía la expresión de uno de esos despistados que buscando la puerta del baño, se mete en un lío de cojones.

al wiman, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Al Wiman

Habrían podido salir todos, de uno en uno, bajo libertad condicional, si ya en prisión las lenguas hubiesen seguido quietas. Empezó la novia de Bobby Beausoleil delatando a Susan Atkins como parte de los asesinos que visitaron a Gary Hinman, y Susan, creyendo que la rata había sido Bobby, le devolvió la pelota señalándolo como el único autor del asesinato.

La investigación de la policía, lenta pero inexorable gracias a los estímulos de la prensa —fueron el periodista Al Wiman y su equipo de televisión del Canal 7 quienes encontraron las ropas  de los asesinos manchadas con sangre—,  tropezaban a menudo con nombres dentro de la Familia. El misterioso Charlie aparecía demasiado aquí y allá, en informes y declaraciones, como para que siguiese siendo un dato circunstancial en los márgenes de la leyenda. Sin embargo, todo Mesías (aunque sea falso) tiene su Judas, y el último y rotundo clavo al ataúd de Manson lo puso la propia Susan Atkins, arrastrada por su afán de protagonismo.

susan atkins, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Susan Atkins y Charles Manson.

En la cárcel para mujeres del Sybil Brand Institute, Susan estableció buenas relaciones con sus compañeras de celda, Virginia y Ronnie, que se apiadaron de ella tomándola por una lunática. Por la noche, se susurraban las historias de sus crímenes con un deje de nostalgia, (Virginia y Ronnie habían ejercido como prostitutas y ladronas). Susan inventaba sus hazañas, presumiendo de haber hecho el amor con un hombre al mismo tiempo que éste se suicidaba. Cuando estaba llegando a su orgasmo, le había urgido al tipo en un susurro: Sí, ahora. El hombre se llevó el arma a la sien y disparó. Susan lamió su sangre caliente y sintió dentro del coño los estertores del último y fulminante orgasmo. Había sido estupendo, algún día tendrían que probarlo, les dijo. La muerte es el paso a otra realidad.

tom jones, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Tom Jones

A Susan Atkins le costaba dormir y nunca supo cerrar la boca a tiempo.

Sus historias tocaron el tema de la Familia y sus andanzas con Charlie, la nueva encarnación de Cristo. Reveló una lista de celebridades que pensaba asesinar cuando saliese. En ella figuraban como víctimas de honor, Elizabeth Taylor, Richard Burton y Steve McQueen. Imprimiría “Helter Skelter” en el rostro de Elizabeth Taylor con un cuchillo al rojo vivo y le sacaría los ojos. Castraría a Richard Burton para dejar su su pene junto a los ojos de Elizabeth Taylor en una botella que le mandaría por correo a Eddie Fisher, el anterior marido de la Taylor. Frank Sinatra iba a ser desollado vivo mientras escuchaba su propia música. Harían bolsos con su piel y la venderían en las tiendas hippies para que todo el mundo pudiese tener un pedazo de él. Tom Jones, por quien Susan había desarrollado una fuerte obsesión, sería degollado pero solamente después de forzarle a tener relaciones sexuales con ella. Etcétera. Atkins estaba lanzada aunque las otras le pedían que no hablase así, que alguien más podía oírla… Ella no tenía miedo. Lo había hecho antes y nadie la había arrestado. Sabía hacerse la loca y fingir que era una niña buena. Entonces revivió para horror de sus compañeras de encierro los pormenores de la noche en Cielo Drive, presumiendo de haber bebido también la sangre de Sharon, “caliente, pegajosa y agradable”, mientras el resto de las reclusas intentaban conciliar el sueño o sus propias pesadillas.

eizabeth taylor, sinatra, steve mcqueen, richard burton, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Elizabeth Taylor, Richard Burton, Steve McQueen, Eddie Fisher y Frank Sinatra.

Fueron Virginia y Ronnie quienes se sintieron en la obligación de dar parte a las autoridades. Y Susan Atkins, viéndose entre dos fuegos, olvidó sus baladronadas precipitándose a acusar a Manson como el estratega de todas las operaciones homicidas. Cuando los detectives se presentaron a la mesa del interrogatorio, juntaron finalmente todas las piezas. Era un cuento de terror especiado con los ingredientes necesarios para ponérsela dura a la prensa: jóvenes huérfanos acogidos por un Mesías del Mal, depravación, drogas, hippies, artistas, desierto, prostitución, asesinatos, una mujer embarazada gritando al fondo de una escena poblada de muertos.

SUSCRIBE

XIV Recordando a Tess desde la orilla opuesta

Durante el juicio, Roman Polanski se mantuvo alejado de la prensa y de Norteamérica (no así su amigo Jack Nicholson que asistía fascinado al juicio, como si de un partido de los Lakers se tratase), llevando en su viaje un par de prendas de la ropa interior de Sharon como amuleto. Fue su primer autoexilio por Europa, donde siempre conseguía sentirse mejor (en 1974 se vio obligado a repetir el experimento a la carrera por ese asunto tan cacareado que incluía una sesión de fotos para la edición francesa de Vogue, el jacuzzi de Nicholson, champán, una pastilla de metacualona compartida y una niña de trece años sodomizada).

Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Samantha Geimer

Hasta entonces eran los tiempos donde se forjaban amistades emblemáticas con una espontaneidad atropellada, como si supieran de antemano que estaban destinados a pergeñar obras maestras. El productor Robert Evans había contratado a Jack Nicholson —que salía de un divorcio, que suspiraba inútilmente por Karen Black, que oscilaba entre las aguas de guionista y actor, aún considerado una de las criaturas inferiores bajo el mecenazgo de Roger Corman—, para participar en una peli mediocre con Barbra Straisand, titulada de forma inmunda On a clear day you can see forever (Vincente Minnelli, 1970). “La hice por la pasta. No estaría trabajando en el cine si así fuesen todas las películas”, dijo Jack, avergonzado. Nicholson quería ser el próximo Brando (de hecho, se compraría poco después una casa al lado de la suya para poder atisbarlo enfrascado en sus obras de jardinería), pero había sido descartado del casting para hacer del marido en Rosemary’s baby (Polanski, 1968) aun antes de que apareciese John Cassavets y se hiciese con el papel.

Nicholson ahogaba sus penas en las fiesas de sexo de viernes a lunes que organizaba su colega Harry Dean Stanton, quien entonces, como hasta ahora, era un gran actor limitado a papeles de secundario.

Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Jack Nicholson junto a Karen Black y Harry Dean Stanton.    

Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Sharon Tate

Jack conocía a Sharon Tate y había cenado ocasionalmente con ella. Sharon cumplía todos los requisitos para que Nicholson quisiera cortejarla aunque luego desistiese al hacerse amigo de Roman. Cenaban los tres (o los cuatro, si Sebring, el amante platónico, estaba de humor) en El Coyote, aquel restaurante mexicano donde alguno de ellos tendrían su última cena. Eran “los buenos tiempos” donde un estilo de vida indecente (según el canon de la predominante clase media de los 60) no estaba reñido con la energía creativa, la ambición y el amor verdadero. El ácido y la niebla vegetal de la marihuana creaba un espejismo de armonía durante ese picnic improvisado que sucedió entre aquel verano de 1967 a ese otro de1969.  Eran los meses previos al rodaje de Easy Rider (Dennis Hopper, 1969) y al súbito estrellato —del 67 al 69, Evans, Polanski y Nicholson se hicieron millonarios y famosos—. Por ahí deambulaban drogados y en buena compañía (o en compañía pagada) Mick Jagger, Bob Dylan, John Lennon, Joni Mitchell.

Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Roman Polanski, Jack Nicholson y Bob Evans.

Pero ese movimiento de contracultura solamente fue una burbuja en un mar de mierda. La sociedad americana era eminentemente conservadora, con Richard Nixon capitaneando la vida política después de que el asesinato del candidato Robert Kennedy regalase a los republicanos un oponente flojo y titubeante. Su clase media, la que votaba a la derecha religiosamente y celebraba la doble uve victoriosa que formaban los dedos regordetes de Nixon, leía consternada las noticias sobre el Haight-Ashbury de San Francisco y seguía reclamando los suburbios, el coche, el jardín y la familia, como ideal absoluto de vida. Los hippies, por otro lado, se manifestaban por una sociedad alternativa donde el amor y las drogas servirían de remedio contra la ansiedad, los celos, la ira, las guerras, el consumismo desbordado y la codicia, una arcadia que se vendría abajo en muy poco tiempo por sobreexposición mediática y heroína.

dennis hooper, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Richard Nixon y Dennis Hopper.

El destino aciago de Sharon llevó a Roman Polanski a caer en un limbo desordenado de ideas y proyectos sin futuro hasta que Víctor Lownes accedió a producir su Macbeth con el dinero de Playboy (y a quienes Polanski terminó decepcionando cuando dijo en una entrevista que uno no puede escoger de dónde viene la pasta, pues al fin y al cabo “el dinero no huele”).

macbeth, playboy, heffner, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Roman Polanski  durante el rodaje de Macbeth y Hugh Hefner junto a las chicas Playboy.

Macbeth (1971) fue una producción de varios millones de dólares en pérdidas, y puso a Hugh Hefner (el creador del emporio Playboy), en disposición de repetir esa frase que había acuñado en sus primeros tiempos: “del fracaso se llega a la experiencia”. La experiencia le llevó a abandonar sus ambiciones por un estatus cultural y a conformarse con sus películas menores de lencería y tetas, pero sustancialmente económicas.

Macbeth responde al sueño de adolescente de Polanski, durante sus días principiando en anónimos escenarios de teatro.

Shakespeare le parecía un autor capaz de llenar el vacío existencial con algo profundo en esos tiempos donde Roman vivía encerrado en sus propias arenas movedizas. En la historia se retoma la idea, tan manoseada por los griegos, del hombre que conoce de antemano su destino y, por ende, su propia destrucción; la fatalidad de alguien que no puede disfrutar de su gloria ni evitar la muerte aun conociéndola de antemano.

orson wells, kurosawa, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

A la izquierda: Macbeth de Akira Kurosawa, (Trono de Sangre, 1957). A la derecha el Macbeth de Orson Wells, 1948.

La obra teatral ha sido revivida en jugosas adaptaciones al cine, entre las que se cuentan la que realizó Orson Welles en el 48 y la de Kurosawa en el 57 sobre un decorado japonés. La versión de Polanski es impecable y posiblemente sea todo lo que Shakespeare hubiese deseado. Tiene un aire a peli antigua, a lo Errol Flyn, y se solaza en las escenas macabras a las que tanto partido solía sacarle el mismo autor (y es que el teatro es un arte de masas, es decir, un arte vendido y dado a los excesos para combatir la somnolencia y los reproches de la última fila).

Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Macbeth (Roman Polanski, 1971)

El barón Macbeth, tentado por la profecía de unas brujas y los consejos ambiciosos de su propia esposa, decide traicionar al rey Duncan y quedarse con su trono. El asesinato tiene lugar de noche, mientras duerme, de la forma más detestable. Macbeth coronado es un hombre con muchos enemigos y decide castigar al noble Macduff, que levanta un ejercito para derrocarlo, matando a la mujer y los hijos de este. Los críticos interpretaron esta escena como el momento de catarsis del director (la mujer no puede salvar a sus hijos, se escuchan gritos aterradores tras las puertas, los fantasmas de Cielo Drive se pasean por el rodaje). Polanski siempre se ha resistido a ser psicoanalizado por sus películas. Él hace cine porque ama el cine. Si bien a la hora de filmar la escena, exigió que pusieran más sangre, contra la opinión de su colega de guión, el crítico teatral Kenneth Tynan. Polanski le respondió:

“Tú no viste mi casa de California el año pasado. Yo sé lo que es la sangre”, porque Roman sí había estado allí, en el salón de su antiguo hogar y había caminado por sus habitaciones con las paredes jaspeadas de sangre y llorado sobre la silueta de tiza de su amor cadáver.

Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Macbeth (Roman Polanski, 1971)

Dos años más tarde, en las antípodas de la solemnidad y la tragedia, durante sus días de frenesí sexual y descanso mediterráneo en una villa italiana alquilada con amigos, Polanski rueda una película que muchos interpretan como una tomadura de pelo y otros como un chiste verde para una audiencia sin prejuicios. La película es producto de su tiempo. En la Italia de los 70 se cultivan thrillers y comedias sostenidas por presupuestos austeros e historias flojas escritas para justificar el momento estelar del topless femenino. En el giallo, un subgénero italiano, parece un requisito matar a mujeres bonitas en cueros.      

Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

¿Que? la película de Polanski, es, en palabras de su protagonista Sydne Rome (la imagen de tantos vídeos de aerobic a comienzos de los 80), un sueño erótico. También es una versión adulta de Alicia en el País de las Maravillas, tomando a Alicia como la versión en carne y hueso de un personaje femenino en los cómics de Milo Manara. Sydne es una turista americana haciendo autoestop por Italia, propensa a quedarse desnuda por una abundancia de sinrazones, ingenua hasta el extremo de la deficiencia mental en sus encuentros con toda clase de garrulos ociosos, entre los cuales despunta un Marcello Mastroianni haciendo de un chulo retirado y masoquista, que utiliza demasiada colonia y se viste con la piel de un tigre para seducir a las chicas. Marcello aceptó el papel por curiosidad, por amistad y por puro divertimento. “Actuar es divertido”, decía, “es prolongar la adolescencia; por eso yo hablo de gozar y no de actuar, porque actuar es fingir y yo no finjo, me divierto”.

sydne rome, marcello mastroianni, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

A la izquierda una escena de What? (Roman Polanski, 1972).A la derecha una fotografía de Sydne Rome.

robert towne, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Arriba: Bob Evans y Roman Polanski. Abajo: Robert Towne

En Roma, con las distribuidoras todavía negándose a mostrar ¿Qué? Robert Evans emboscó a Polanski para invitarle a regresar a Hollywood y filmar Chinatown. Éste accedió con frialdad. Para él aquella siempre fue una película de encargo pese a convertirse en una de sus obras maestras. Alquiló una pequeña casa no muy lejos de su antiguo domicilio en Cielo Drive, donde se encerró con el guionista Robert Towne para acabar la historia durante ocho semanas de mala relación: Roman amaba el esquí y los los deportes al aire libre y no soportaba la nauseabunda pipa de Towne ni su perro meón (ambos, mascota y dueño, tendrían prohibido el acceso al plató). Ya es sabido la pelea que surgió entre dos posibles finales: uno desdichado, propuesto por Roman, y otro feliz, secundado por Towne y Evans. Se impuso el primero en favor de la obstinación de Polanski, para quien los personajes no pueden hacer nada en contra del poder y la corrupción, representados en esa metáfora sombría del barrio chino, donde el detective debe distanciarse del cadáver de la mujer que no ha salvado (como el propio Polanski).

chinatown, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Jack Nicholson en Chinatown (Roman Polanski, 1974)

ali mcgraw, steve mcqueen, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Steve McQueen y Ali MacGraw

La elección de Jack Nicholson para interpretar a ese detective maldito y sin pistola fue lo más cantado del proceso. Towne, de hecho, había escrito el papel para él, y Nicholson y Polanski siempre habían deseado trabajar juntos debido a su buena relación. El papel de la dama fatal iba en principio a ser un regalo de Evans para su señora Ali MacGraw, la moribunda de Love Story (Arthur Hiller, 1970), pero tras engañarle con Steve McQueen, se lo ofrecieron a Faye Dunaway, cuya carrera iba en declive y que se encargaría de ser la única actriz con la que Polanski sufrió de veras durante el rodaje. Dunaway, todavía con los aires subidos por su papel en Bonnie and Clyde (Arthur Penn, 1967)  y donde también le tocó morir, no soportaba a Polanski, llegando a exigir su despido. El odio mutuo durante el rodaje obligó a Evans a ejercer de mediador, como bien sabía hacer, con promesas acerca de grandes premios y fortunas.

fay dunaway, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Roman Polanski y Jack Nicholson durante el rodaje de Chinatown y Faye Dunaway.

john huston, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

John Huston 

Tras dos preestrenos decepcionantes, Chinatown (1974) se convirtió en un gran éxito de pantalla (Polanski estuvo nominado pero fue Coppola quien recogió el premio por su secuela de El Padrino), llevando a Evans y a Nicholson a querer retomar el personaje en una trilogía. Polanski hubiese querido seguir en plantilla pero debido a su episodio con la justicia americana, de la que tuvo que huir por tener relaciones con una menor, el rodaje tuvo que prescindir de él. Nicholson, que guardaba grandes recuerdos de la película (había sentido a John Huston, el villano de la historia, como un padre o mentor cercano en aquellos días donde también presumía de amor al lado de Anjelica, la hija de Huston, en la que sería una relación intermitente y catastrófica de diecisiete años) se encargó de dirigirse a sí mismo y a Harvey Keitel en una continuación sin la misma calidad pese a la escritura de Towne. Si Chinatown tenía que ver, al menos en apariencia, con el agua (en realidad es una historia acerca del incesto), Los dos Jakes (1990) trataba del fuego y la energía. La tercera parte, que quedó en agua de borrajas debido a la pobre recepción de la secuela, iba a titularse Gitter vs. Gitter, y cerraría el arco usando el aire como elemento en una historia sobre el divorcio del detective.

eltornillodeklaus-helter-skelter-la-noche-de-los-cuchillos-de-caza-el-quimerico-inquilino-roman-polanski

Roman Polanski en el set de El quimérico inquilino (1976).

Tess, Roman Polanski, Samantha Geimer, Jack Nicholson, Bob Evans, LA FAMILIA MANSON, Rancho Spahn, Spahn ranch,Lynette squeaky Fromme, Linda Kasabian,Helter Skelter, familia manson, manson family, El tornillo de Klaus, blog de cine, Peliculas, charles manson, Sharon Tate, Roman Polanski, film blog, blog, Alicia Victoria Palacios Thomas, Pablo Cristobal, Miguel Cristobal Olmedo, revista de cine, revista digital de cine

Tess, la de los d’Urberville

1978 recibe a un Polanski distinto. Ya no es el hombre de fama, que se codea en las revistas de moda con una súpermujer del brazo y en cuya mansión se acumulan proposiciones millonarias sobre grandes películas. Tras el fracaso de su ulterior trabajo, El quimérico inquilino (1976), y todavía descrito por la prensa como un delincuente de desmanes sexuales incorregibles, Roman sigue fugado de la justicia americana y buscando proyectos que le permitan subsistir espiritualmente. Durante un tiempo se plantea abandonar la dirección, disolverse para siempre en su apartamento alquilado de París, como a tantos de sus personajes les sucedía. En Polanski, sin embargo, el cine y las mujeres son una misma pulsión. 1978 es el año en que empieza a rodar una adaptación de la novela Tess, la de los d‘Urberville, escrita por Thomas Hardy. Sharon Tate había dejado el libro en su mesilla durante la última noche que compartieron juntos, Polanski jugando a soltero libertino en Londres y Tate, a mamá candorosa en California. Sharon le había dicho que esa novela podría convertirse en una buena película y, con una sonrisa coqueta, sugirió que no le importaría hacer el papel protagonista. El libro era parte del baúl de los recuerdos que Polanski se negaba a abrir. Desde entonces habían pasado casi diez años y estaba convencido que hay experiencias de las que uno no puede escapar ni sobrevivir a ellas. Sólo le queda afrontarlas, asumiendo que no hay luz al final del túnel, sino solamente un túnel en el que uno espera pasarlo lo mejor posible. En 1978 Polanski recoge el libro. Dentro hay una nota que no había visto antes, escrita con el puño y letra de su mujer asesinada. Le recuerda que en esa historia hay una gran película. La cámara que habita en sus recovecos mentales vuelve a encenderse. Tess (1979) sitúa a su director como un artista irrefrenable; la película recibe aplausos, nominaciones y galardones desde Francia y Estados Unidos. Pero es más importante que eso, con Tess, Polanski rendía tributo a una mujer que no había aprendido a querer lo suficiente, pero que una vez muerta, amaría el resto de su vida.

 

                                                                     Shenzhen, 15 de diciembre de 2014

Leer el siguiente capítulo: Galería de monstruos a la vuelta de los ’60

Toda la colección: Helter Skelter: La noche de los cuchillos de caza


Ahora te toca a ti, vive un poco. ¿Qué te ha parecido este artículo? Déjanos tu opinión o comentario: