MEMENTO, la obra maestra de Cristopher Nolan supuso todo un soplo de aire fresco con la realización invertida del montaje cronológico. Esta gran cinta de género realizada en el año 2000 abrió la mente a un sin fin de nuevos realizadores que se involucraron no tanto en lo que contaban sino en cómo lo contaban. 

¿Qué te ha parecido este artículo? Escribe tu opinión o comentario: