No hay nada malo en una dosis desenfrenada de melomanía y estupefacientes cuando vamos perdiendo fuerza, olvidamos aquellas incumplidas promesas de juventud y nos cubrimos de madurez para justificar lo que quisimos ser y nunca fuimos. I melt with you se disfraza de cinta videoclipera para narrar el peor de los crímenes contra la humanidad…la vejez.

Ahora te toca a ti. ¿Qué te ha parecido este artículo? Déjanos tu opinión, impresión o comentario: