La escalera de Jacob, dirigida por un excelente Adrian Lyne en 1990. Un drama paranoico con trasfondo de crítica antibelicista protagonizado por Tim Robbins. Su resultado es algo farragoso e irregular, pero no está exento de encanto, momentos brillantes y sigue siendo un evidente referente para el cine de terror psicológico actual.

Escribe tu opinión o comentario: