La delgada línea roja. La obra maestra de Terrence Malick orquestada en 1998. Una impresionante crítica y poética reflexión sobre la guerra, una oda a la vida a través de la muerte. Una historia no sobre soldados, sino sobre hombres, cuya valentía nace de la adrelanina y su instinto de supervivencia. Bello intento de reconciliación entre el hombre y la naturaleza. “Y no hay más mundos. Sólo éste.”

Ahora te toca a ti. ¿Qué te ha parecido este artículo? Déjanos tu opinión, impresión o comentario: