Bajo la mirada atenta de Daniel Clowes y Terry Zwigoff todos somos perdedores. El mundo es una caricatura y la adolescencia un sin fin de indecisiones. Ghost World, 2001 fusiona la esencia misma del cine y el comic independiente donde prevalece la búsqueda de la identidad, la estética retro, el sabor amargo de la soledad y el humor proscrito.

Artículos relacionados

Escribe tu opinión o comentario: