En compañía de lobos, de Neil Jordan (1984). Una interesante y libre interpretación del cuento de Caperucita Roja y al mismo tiempo un relato sobre el despertar sexual en la adolescencia. Una vuelta de tuerca al mundo de las hadas y la licantropía, una fábula de las que ya nos se relatan en las películas: oscura, lírica, emocionante, folclórica, estética, onírica.

“No vengo del infierno, sino del bosque”

Ahora te toca a ti. ¿Qué te ha parecido este artículo? Déjanos tu opinión, impresión o comentario: